Cuando lo “populachero” dejó de serlo (Editorial)

Por Mariana Rosas Fomperosa

En esta edición de Revista Mosaico decidimos voltear hacia la nueva escena musical de nuestro país, la cual ha dejado de imitar ritmos anglosajones y en vez, retoma los sonidos tradicionales y folclóricos de nuestro país.

Nortec + Bostich, Los Macuanos, IMS y Sonido Gallo Negro son sólo algunos ejemplos de aquellos que si bien conservan sonidos que van desde las guitarras eléctricas y bajos, hasta los beats electrónicos, todos tienen algo en común: la reinterpretación y mezcla de la música norteña en el caso de Nortec, o la mezcla de la cumbia peruana con instrumentos poco convencionales como el Theremin, como es el caso de Sonido Gallo Negro, hasta la inclusión de corridos y sonidos comunes como el sonar de “los camotes”, en bases rítmicas electrónicas como es el caso de Los Macuanos.

Creemos que esto denota una serie de nuevas características dentro de la escena musical independiente mexicana: creatividad y originalidad para reapropiarse de ritmos populares y cautivar a un nuevo tipo de público.

Ahora, es común encontrarse en un mismo cartel a Blur y a Los Ángeles Azules, o bien ver la marquesina de el Imperial o Caradura anunciando a Los Macuanos, o simplemente ir a cualquier fiesta (no popular) y escuchar y bailar cumbia, norteño o hasta tribal.

Así que, saquen sus mejores zapatos y preparen sus mejores pasos de baile, pues el rock(sito) parece que se está quedando atrás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s