¿Cómo entender la moda?

modelo

Por Andrea Deydén y Lourdes Ríos

La moda se vive a cada momento del día. Desde algo tan simple como elegir colores que combinen, un par de zapatos cómodos y accesorios, el proceso de vestir se transforma en un rito.  Incluso los detractores de este “frívolo” universo conviven día a día con colores, texturas y estilos que fueron planeados para ser bellos y prácticos.

Para los amantes de la moda, la Ciudad de México se convierte en el centro de los reflectores con la llegada del Mercedes Benz Fashion Week, evento que reúne a importantes diseñadores de México y del mundo. Los asistentes al evento tendrán oportunidad de presenciar desfiles de marcas tan importantes como Calvin Klein, Malafacha y Carla Fernández, entre otros.

Sin embargo, el arte del “buen vestir” no sólo se queda en las pasarelas; pasa por un proceso largo y complicado hasta llegar a las tiendas e involucra a gran cantidad de personas. Y, aunque esto recuerde pasajes de Devil wears Prada, no resulta exagerado decir que la moda es arte que se pone en el cuerpo.

El lenguaje de la moda

Los desfiles de moda cuentan con un vocabulario propio, cargado de neologismos y anglicismos que saturan el léxico de loa adeptos. Sin embargo, para muchas personas que recién comienzan a adentrarse en el universo de las pasarelas, resulta muchas veces incomprensible este lenguaje tan sectario.

Uno de los primeros términos que se deben aprender es fitting. Esto es familiarizar a la modelo con la ropa que llevará en la pasarela y hacer los ajustes finales para que luzcan la prenda a plenitud. Otro término importante dentro de la industria de la moda es el backstage. Probablemente la palabra resulte familiar ya que no es exclusiva del ámbito textil, sino que hace alusión a lo que ocurre tras bambalinas (peinado, ropa, maquillaje y caos general).

Por último, uno de los conceptos indispensables: la front row, o literalmente la primera fila. Generalmente, ésta se encuentra dividida en dos lados; uno para la prensa (con la primera fila reservada para editores) y otro para invitados (generalmente celebridades o personas del medio). Esta sección del desfile es una de las más privilegiadas y probablemente la más codiciada dentro de un desfile.

Sin embargo, no todos los formatos son en “pasarela”. También existe el concepto de black box, que es un cuarto de paredes negras donde se lleva a cabo una dinámica tipo exhibición. Es casi igual que ir a un museo, sólo que en lugar de observar una pieza de arte, el atractivo es ver a una modelo luciendo las prendas de temporada.

Los actores de la moda

Aunque las semanas de la moda reúnen a todos los fanáticos del mundo textil, cada uno cumple una función distinta dentro de un desfile. En primer lugar están los diseñadores, quienes se ocupan de imprimir su estilo en cada una de las prendas que se muestran. Ellos son las mentes creativas, quienes invirtieron meses en concebir las prendas y desean ver la culminación de sus trabajos.

Las modelos juegan un papel primordial dentro de los desfiles, aunque su personalidad y tipo de cuerpo determina qué prendas debe o no llevar. De esta decisión depende cómo luzca la ropa y, por lo tanto, el aprecio—o no—de la colección.

Pero estos dos actores, pese a que fundamentales, no son los únicos que existen en los desfiles. Los compradores, críticos de moda y la prensa especializada también están ahí, lo mismo que blogueros y celebridades que buscan al diseñador o a líderes de opinión. Además, son los encargados de popularizar la colección, mostrar las nuevas tendencias y darle un contexto al público sobre las nuevas tendencias.

Es importante recordar que lo más importante de los eventos de moda no es comprar, vender, o presumir cuanto valor se tiene. Contrario a la visión estereotípica que se tiene, no se necesita tener la mejor bolsa Marc Jacobs ni la prenda más nueva de Purificación García, sino saber disfrutar la ropa y estar a gusto. Esto es precisamente lo que distingue a las personas a la moda de las víctimas de la moda.

La moda se trata de divertirse, expresarse y mantenerse fiel a lo que nos acomoda. Y precisamente, este es el punto de las semanas de la moda, encontrar aquello que divierte al diseñador, a la prensa, a los blogueros y al público.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s