Conciertos, conciertos y más conciertos (Editorial)

concierto

Por Mariana Rosas Fomperosa

Todavía ni terminaba el 2012 y ya teníamos, planeado el mes de abril. Y es que fue a finales del año pasado que se dieron varios anuncios de las bandas que visitarían nuestro país este mes, haciendo de abril el nuevo “rocktubre”. Esto sólo significó una cosa: hacer el cochinito con los aguinaldos y/o regalos y preparar a nuestra cartera.

Hay para todos los gustos, desde el indie pop de Two Door Cinema Club y Ra Ra Riot, hasta el goth metal de Cradle of Filth y Lacrimosa, pasando por Foals y Natalia Lafourcade; pero sin duda los nombres de The Cure, The Stones Roses y Garbage son los que más pesan, pues no sólo son bandas que han dejado su legado en la historia de la música, sino que algunas pisan suelos mexicanos por primera vez.

¿Por qué ir a conciertos si puedes escuchar una y otra vez lo mismo en el CD?, es una pregunta que he escuchado infinidad de veces y sigo sin poder responder. La emoción por ver a una banda que te gusta comienza desde que tienes el boleto en la mano; cuando ya estás planeando a qué hora vas a llegar y poder estar lo más cerca del escenario, apretado entre miles de personas, sudoroso, sediento y cansado por estar tantas horas parado. Sin embargo, todo esto se te olvida cuando se apagan las luces del recinto y unas siluetas se distinguen en el escenario. Los responsables, tal vez, de la canción que te recuerda a alguien o algún momento importante de tu vida. Es en ese momento cuando se olvida todo y uno como espectador decide entregarse totalmente a la banda en cuestión.

Lamentablemente, de un tiempo para acá, los conciertos –al menos a los que yo asisto- están perdiendo esa magia de ver y escuchar en vivo a tu banda favorita, y han sido tomados como un pretexto más para socializar, con unos tragos de por medio y tal vez, sólo tal vez, escuchar a unos tipos tocar música que no conoces.

Es entonces, cuando me dan ganas de hacer esa misma pregunta que siempre escucho. ¿No les resulta más barato ir a un lugar de moda, con música que no necesita o que no requiere atención, y pedir las bebidas que quieras, hacer el ruido que quieras y tener el espacio que quieras?

Si eres de las personas que creen que “lo de hoy” es ir al concierto de x bandita indie sólo porque “lo de hoy” es ser hipster, entonces no sé por qué lees esto; en cambio, si eres de los que goza y conoce de la música y por ende de ir a conciertos, espero disfrutes este número que hemos preparado, pues sabemos que entre tantos conciertos, no sólo eres tú el que termina agotado, sino tu cartera y tu garganta también.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s