Octavio Paz, referente cultural (Editorial)

octavio-paz

Cuando pensamos en los grandes íconos de la cultura mexicana, Octavio Paz es un referente obligado. No sólo es un político y artista que consiguió enfrentar a México con su sociedad, con sus demonios y sus virtudes, sino que también logró conciliar un poco el pasado con el presente.

Basta con recordar El Laberinto de la Soledad, una de sus obras más consagradas, para encontrar un ejercicio de análisis y reflexión profunda sobre la identidad. En El arco y la lira, explora la poesía y, más importante, la poética del arte. En fin, en cada una de sus obras refleja un profundo conocimiento (y preguntas más profundas) sobre la condición humana, ésa que nos conforma y con la cual tenemos que reconciliarnos. Pero también debemos pensar en Paz como un hombre, no sólo como autor. Demostró su integridad en la política y las artes, así como su compromiso con la vida. ¿Cómo olvidar que renunció a su cargo como diplomático tras la matanza del 2 de octubre de 1968?

El trabajo de Octavio Paz, más que engrandecer a las Letras mexicanas, es una oda a la vida. Una exploración constante de un hombre por concebirse humano. Por eso, Mosaico no puede más que rendirle un homenaje y recordarlo como uno de los pilares de nuestra literatura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s