El día siguiente según David Bowie (Reseña)

David Bowie's The Next Day

Portada “The Next Day”. Imagen de Rolling Stone

 Por Mariana Rosas Fomperosa

“Here I am, not quite dying” es lo que se puede escuchar a lo largo de “The Next Day”, canción con la que David Bowie presenta, después de 10 años de ausencia llenos de rumores sobre su estado de salud, su más reciente producción The Next Day. Sin nada de publicidad y apenas a unas horas de haber salido al mercado, logró posicionarse como número uno en ventas y revivir–si es que en algún momento murió– la carrera de un grande de la música.

El anuncio del nuevo álbum cayó como sorpresa a principios de este año. Un día, justo antes del cumpleaños número 66 del inglés, salió a la luz el que fuera el primer sencillo: “Where Are We Now?”. Inundado de melancolía y obscuridad, este track nos hace recordar la etapa de Thin White Duke (1976).

Con este single, en el que se escuchaba a un Bowie mayor, tranquilo y hasta nostálgico, dio pie a suponer que por fin podríamos escuchar algo más íntimo y personal; ¡error! The Next Day es una mezcla de todos los Bowies que hemos conocido y escuchado durante más de 50 años, añadiendo un toque del Bowie de hoy.

Y si el recorrido sonoro por la trayectoria del inglés fuera poco, Bowie nos da una cachetada con guante blanco al usar la portada de Heroes (1977), uno de sus discos más reconocidos, y la cubre con un cuadro blanco en el que se lee The Next Day.

Es por esto que a pesar de ser una producción larga, con 14 tracks en la versión normal y 17 en la deluxe, no hay una sola canción de más o alguna que se parezca a “lo de antes”, simplemente suena a un rock bien hecho, muy cuidado y sorprendentemente actual.

Con ritmos upbeat inundados de virtuosos riffs de guitarra, sólidos bajo y batería, y algunos saxofones, David Bowie conserva su misticismo pues las letras no reflejan nada personal. De acuerdo a su productor, Tony Visconti, éstas se basan en la nueva “obsesión” de Bowie: la historia, principalmente de la época Medieval y la Rusia contemporánea.

Y a pesar de tener ritmos que invitan a mover el pie o la cabeza, las letras contrastan con éstos pues, aunque el nombre del álbum se puede entender con cierto optimismo, los nombres de las canciones y sus contenidos nos muestran que nuevamente estamos equivocados. La mayoría de las líricas, habla sobre la muerte, asesinos e incluso fantasmas: “Remember the dead, they were so great”, nos recuerda en “How does the Grass Grown?”. Incluso las canciones con nombres más inocentes, como “Valentine’s Day”, conservan ese halo obscuro característico de Ziggy Stardust, The Halloween Jack, Aladdin Sane o Thin White Duke, cualquiera de los alter egos que Bowie ha tenido.

Fue desde 2011 que The Next Day comenzó a producirse, pero no fue sino hasta hace 3 meses que la noticia cayó como balde de agua fría. ¿Cómo pudo haberse mantenido en secreto durante tanto tiempo? No rumores, no tracks o fotos filtradas. Todo se debió principalmente al arreglo que Bowie tiene con su disquera–la cual por cierto no sabía del álbum hasta unas semanas antes de su lanzamiento– y los acuerdos de confidencialidad que tuvo con su equipo, conformado por Visconti, Sterling Campbell y Gerry Leonard.

Con esto Bowie nos da otra lección: No es necesaria toda esa sobreinformación que hay actualmente gracias a las redes sociales, simplemente se necesita un gran músico que haga lo que sabe hacer para volver a estar en boca de todos. Y de qué manera.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s