Una ceremonia sin sorpresas: Entrevista a Alejandro Alemán

 

Alejandro Alemán

Por Mariana Rosas y Tabatha García

La temporada de premiaciones en Hollywood terminó el domingo con los Oscares, sin embargo, para nosotros no podía concluir sin darte una última mirada a los nominados y ganadores de esta clásica ceremonia del cine estadounidense. Así que entrevistamos a Alejandro Alemán–crítico de cine para El Universal, Filmsteria!, Diario 24 Horas y mejor conocido en las redes sociales como El Salón Rojo– para que nos diera su opinión de la 85ª entrega de la famosa estatuilla dorada.

 

¿Crees que hay un cambio en la academia con las nominaciones de Amour y Beasts of The Southern Wild a mejor película?

Pareciera que sí. No recuerdo alguna película que haya llegado a nominación de mejor película que sea de ese estilo, es decir, anti-Hollywood. Aunque una cosa es lo que nominan y otra lo que premian, y definitivamente los premios están exactamente igual que siempre. Sin embargo, creo que es una buena señal de apertura el que nominen a ese tipo de cine porque les da ventana. En ese sentido lo celebro, pero en el fondo no veo un cambio.

 

¿Por qué crees que la academia no nominó a Affleck como director si todas las demás premiaciones lo habían hecho e incluso lo nombraron ganador?

Yo creo que se empezaron a hacer bolas, es decir, hace dos meses todo mundo apostábamos que iba a ganar Lincoln, y ellos al momento de las nominaciones pensaron los mismo, pero al parecer vieron la película y se dieron cuenta de que lo que decía era más subversivo de lo que parecía. Todo mundo pensaba que Spielberg iba a hacer una biografía hollywoodense del tema y no, te muestra a un presidente que es un político antes que un presidente.

La otra opción que también sonaba era Zero Dark Thirty, si no hubiera existido la polémica de la tortura tal vez podría haber sido la opción, pero obviamente la Academia no se va a meter en problemas, así que Argo era la película más correcta. Sin embargo, probablemente sea la peor de Affleck, y yo quería que estuviera nominado, pero me pareció que era muy pronto para que él ganara.

 

¿Quién crees que ocupó su lugar?

Creo que Haneke. Dentro de la lógica de la Academia, él era el que no debía estar; dentro de mi lógica era Ang Lee.

 

¿Consideras que hay una formula en la que se basa la Academia para dar el premio a mejor película y crees que Argo la cumple?

Creo que sí hay una formula. Por una parte la de la política, la de convencer a los votantes, pero por otra parte, rara vez la Academia ha premiado a una película que sea densa y que realmente te impresione, lo más impactante que ha premiado es El silencio de los inocentes.

Creo que Argo sí cumple en el sentido de ser una película un tanto inocua, es decir, la ves y es un entretenimiento muy bien hecho pero no te va a cambiar la vida, cosa que no pasa con Amour.

 

¿Crees que la Academia está utilizando las nominaciones como una forma de impulsar películas que tienen un tono pro-americano?

Sí, pero no creo que sea una regla. Probablemente ahorita fue más notorio porque había tres películas que ensalzaban ese asunto, sin embargo, los Óscares tienen que ser vistos como un acto político y como el termómetro de lo que está pasando en la sociedad estadounidense. No creo que lo hagan sistemáticamente, pero al final las películas nominadas siempre traen ese sentimiento estadounidense.

 

¿Consideras que la ceremonia dedicada a los musicales y que en los últimos años hubieran nominaciones para este tipo de películas revive el género en Hollywood?

No creo que estén muertos, precisamente el que la ceremonia haya sido dedicada a esta moda de baile y canto lo demuestra, pero están tomando una moda que viene de la televisión. Yo no me explico todo lo que pasó sin una cosa que se llama Glee o Dancing with the stars.

 

¿Cuál fue la desilusión de las Óscares?

Me decepciona un poco lo de Ang Lee porque creo que no se lo merecía, hubiera sido mejor que se la dieran a Haneke o Spielberg, pero al final todo fue demasiado obvio. Como show, la ceremonia también decepcionó porque fue aburrida.

 

¿Cuál fue la sorpresa de la noche?

Ang Lee y la participación de Michelle Obama. En ese momento pensé que el premio a mejor película se lo iba a llevar Lincoln, pero también, si ya estaba el Estado presente, podía ser Zero Dark Thirty. Ese creo que fue el momento de más suspenso y al final hicieron lo que tenían que hacer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s